La Mesa de Áreas Protegidas busca una gestión sostenible en el territorio y gobernanza ambiental.
Sus funciones principales están orientadas a:
a) identificación de problemas comunes;
b) definición de estrategias y mecanismos para apoyar los procesos de cada actor;
c) identificación de sinergias entre PDOT locales y Planes de Manejo de AP; y,
d) potenciar la participación en proyectos y programas de cooperación.